El ejercicio detiene el encogimiento del cerebro

El ejercicio regular puede ayudar a evitar el encogimiento cerebral y otros signos vinculados a la demencia, que se experimenta con la edad, revela un estudio.
La investigación de la Universidad de Edimburgo, Escocia, involucró a 638 personas de 70 años que fueron sometidos a escáneres cerebrales.
Los resultados mostraron que quienes eran más activos físicamente tenían una menor reducción del volumen cerebral que quienes no se ejercitaban.
Y el ejercicio que realizaban, dicen los investigadores, no era vigoroso. Incluso salir a caminar varias veces a la semana ayudó a lograr este efecto.
Por otro lado, quienes llevaban a cabo actividades de estimulación mental e intelectual, como crucigramas, leer un libro o socializar con amigos, no mostraron efectos beneficiosos en el tamaño del cerebro, dice el estudio publicado en la revista Neurology.
Deterioro cerebral
Se sabe que la estructura y funcionamiento del cerebro se deterioran con el paso de los años.
También se ha demostrado que el cerebro tiende a encogerse y ese encogimiento está vinculado a una pérdida de memoria y capacidades cerebrales.
Los estudios han mostrado que las actividades sociales, mentales y físicas pueden tener un rol protector para prevenir este deterioro.
Sin embargo, hasta ahora no se habían llevado a cabo estudios amplios con escáneres cerebrales para observar estos cambios en la estructura y volumen cerebral.
Para el estudio de tres años, el doctor Alan Gow y su equipo pidieron a los participantes que llevaran un registro de sus actividades diarias.
Al final de ese período, cuando los participantes tenían 73 años, se les sometió a escáneres de imágenes de resonancia magnética para analizar los cambios en su cerebro.
Después de tomar en cuenta factores como la edad, género, estado de salud e inteligencia, los resultados mostraron que la actividad física estaba "significativamente asociada" con menos atrofia cerebral.
"Las personas en sus años 70 que participaban en más ejercicio físico, incluida una caminata varias veces a la semana, mostraron menos encogimiento cerebral y otros signos de envejecimiento del cerebro que aquéllos que eran menos físicamente activos", dice el doctor Gow.
"Por otra parte, nuestro estudio no mostró ningún beneficio real en el tamaño del cerebro con la participación en actividades mental y socialmente estimulantes, según lo observado en los escáneres de resonancia magnética, durante los tres años de estudio", agrega.
Según el investigador, la actividad física también resultó vinculada a un incremento en el volumen de materia gris.
Esta es la parte del cerebro donde se originan las percepciones y emociones y en estudios pasados se ha visto asociada a una mejora en la memoria de corto plazo.
Cuando los científicos analizaron el volumen de la materia blanca, la encargada de transmitir mensajes en el cerebro, encontraron que los individuos más activos físicamente tenían menos lesiones en esta área que los menos activos.
Cualquiera sea la explicación, dicen los expertos, los resultados muestran que el ejercicio beneficia la salud.
Por su parte, el profesor James Goodwin, de la organización Age UK, que financió la investigación, expresa que "este estudio vuelve a poner de manifiesto que realmente nunca es demasiado tarde para beneficiarse del ejercicio, así sea una caminata vigorosa a las tiendas, hacer el jardín o participar en carreras de diversión".

El aceite de pescado puede frenar el declive por envejecimiento

Los investigadores emprenderán un nuevo estudio para confirmar la relación entre el omega 3 y la masa muscular.
El ejercicio moderado y el consumo regular de ácidos de aceite de pescado mantienen la inmovilidad de los ancianos a raya, según un estudio.
Los resultados de un reciente ensayo médico muestran que las mujeres mayores de 65 años que consumieron ácidos grasos omega 3 adquirieron casi el doble de masa muscular después de realizar ejercicio físico que aquellas que tomaron aceite de oliva.
Está previsto un ensayo más amplio para confirmar estos resultados y determinar por qué mejora la condición muscular.
Los datos fueron presentados en el Festival de la Ciencia Británico en Aberdeen, Escocia.
Algunos estudios relacionaron las dietas altas en omega 3, que comúnmente se encuentra en pescados aceitosos como la caballa y las sardinas, con potenciales beneficios para la salud, como un riesgo menor de sufrir enfermedades cardiovasculares.
Durante el proceso natural del envejecimiento, la masa muscular se reduce entre un 0,5% y un 2% por año.
"Cerca del 1,5% del presupuesto total sanitario en Estados Unidos se gasta en cuestiones relacionadas con la sarcopenia"
Dr. Stuart Gray, Universidad de Aberdeen, Escocia
Esta degeneración, que se conoce como sarcopenia, puede conducir a debilidad e inmovilidad en los ancianos.
No hay muchos datos sobre la prevalencia de la sarcopenia en Reino Unido pero los datos de Estados Unidos reflejan que el 25% de las personas entre 50 y 70 años tiene sarcopenia y esta cifra aumenta hasta alcanzar más del 50% en aquellos que tienen más de 80 años.
Según el doctor Stuart Gray, de la Universidad de Aberdeen, el costo de la sarcopenia es inmenso, por los gastos que genera en cuidados y atención sanitaria y por los ingresos hospitalarios que se producen a causa de las caídas.
"Cerca del 1,5% del presupuesto total sanitario en Estados Unidos se gasta en cuestiones relacionadas con la sarcopenia", dijo.

El optimismo protege al corazón

La gente con una visión positiva de la vida y bienestar psicológico tiene menos riesgo de sufrir enfermedad del corazón y trastornos cerebrovasculares, afirman científicos en Estados Unidos.
Los individuos más optimistas tienen 50% menos riesgo de enfermedad del corazón y circulatoria.
Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard revisaron más de 200 estudios publicados sobre cómo el optimismo y una visión positiva de la vida protege al corazón.
Encontraron que aunque la gente optimista tiene una mejor salud general, también observaron que ver la vida positivamente ayuda a reducir los factores de riesgo cardiovasculares, como la hipertensión y el alto colesterol.
Varios estudios ya han demostrado que los estados psicológicos negativos, como el estrés, la depresión, ira, ansiedad y hostilidad, incrementan el riesgo de sufrir trastornos del corazón.
Pero hasta ahora no se tiene mucho conocimiento sobre cómo los estados positivos están vinculados a la salud cardiovascular.
La nueva investigación, publicada en Psychological Bulletin,la revista de la Asociación Psicológica Estadounidense, encontró que el optimismo y bienestar psicológico sí tienen un impacto en el riesgo de eventos como infartos y enfermedad cerebrovascular.
Bienestar psicológico
Los científicos analizaron investigaciones que registraban factores como el grado de optimismo de un individuo, su satisfacción con la vida y su felicidad.
Se encontró que los individuos con el mayor bienestar psicológico mostraron 50% menos riesgo de enfermedades del corazón y circulatorias, independientemente de la edad, estado socioeconómico, tabaquismo o peso corporal de los participantes.
"La ausencia de lo negativo no es lo mismo que la presencia de lo positivo" expresa la doctora Julia Boehm, quien dirigió el estudio.
"Por ejemplo, los individuos más optimistas tienen aproximadamente 50% menos riesgo de experimentar un evento cardiovascular inicial comparado con sus pares" agrega.
Tal como señalan los investigadores los individuos con un mayor sentido de bienestar se ven comprometidos en conductas más sanas como hacer ejercicio, comer una dieta sana y dormir bien.
Pero también este mayor bienestar está vinculado a mejores funciones biológicas, como menores niveles de presión arterial, niveles más sanos de grasa en el sangre y un peso corporal normal.
El optimismo, agregan, parece también retrasar la progresión de las enfermedades cardiovasculares.
La doctora Boehm subraya, sin embargo, que estos resultados sólo sugieren un vínculo y no quieren decir que el optimismo sea un "amortiguador" contra estos trastornos.
Además, agrega, es muy difícil medir objetivamente el estado de bienestar de una persona. Y otros factores de riesgo, como el colesterol y la diabetes son indicativos más importantes cuando se trata de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Y como una persona optimista y con sentido de bienestar tiene más probabilidad de verse comprometida en conductas sanas, esto también puede tener una influencia en los resultados del estudio.
Vínculo claro
Pero los científicos tomaron en cuenta todos estos factores y aún así se vio un claro vínculo entre optimismo y mejor salud cardiovascular.
Tal como expresa Maureen Talbot, de la organización British Heart Foundation, "la asociación entre enfermedad cardiovascular y salud mental es muy compleja y todavía no logramos entenderla totalmente".
"Aunque este estudio no investigó el efecto del estrés, sí confirma lo que ya sabemos sobre el bienestar psicológico: que es una parte importante de un estilo de vida sano, igual que mantenerse activo y comer sanamente".
"También pone de manifiesto la necesidad de que los profesionales de la salud tengan un enfoque holístico en la asistencia sanitaria, que tomen en cuenta el estado de la salud mental de una persona y analizar el impacto en su salud física" agrega la experta.
Según los investigadores si otros estudios confirman que los niveles altos de satisfacción, optimismo y felicidad tienen un impacto en la salud cardiovascular, esto deberá tomarse en cuenta en el establecimiento de estrategias de prevención y tratamiento.
Según la profesora Laura Kubzansky, otra de las investigadoras, este estudio muestra que "para mejorar la salud cardiovascular, más que simplemente mitigar los déficits psicológicos hay que incrementar las fortalezas psicológicas".
Cifras de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) muestran que más de 2.200 personas mueren a causa de una enfermedad cardiovascular cada día, esto es una muerte cada 39 segundos. Fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/04/120417_optimismo_protege_corazon_men.shtml

El dolor intenso de un infarto ayuda a la recuperación

El dolor intenso que siente un individuo que está sufriendo un infarto puede en realidad ser beneficioso, dicen científicos.
Y los medicamentos que se dan a estos pacientes para aliviar el dolor, como la morfina, podrían bloquear el proceso de recuperación.
Según los investigadores de la Universidad de Bristol, Inglaterra, el dolor envía señales a las células para que reparen el daño que causa un infarto en el corazón.
Los fármacos analgésicos bloquean esas señales, obstaculizando ese proceso de reparación, dice el estudio publicado en Circulation, la revista de la Asociación Estadounidense del Corazón.
Se sabe que el dolor es un proceso muy complejo que no sólo sirve para advertirnos que algo está mal, también puede echar a andar mecanismos en el organismo que ayuden a reparar el problema.
En la nueva investigación, el profesor Paolo Madeddu y su equipo descubrieron en experimentos con ratones que durante un infarto -cuando un coágulo bloquea una arteria a través de la cual circula oxigeno al corazón- las señales que envía el dolor a los nervios cardíacos atraen a las células madre que se encargan de reparar el daño causado durante el evento.
El hallazgo, afirman los investigadores, puede tener implicaciones muy importantes para el cuidado de los pacientes con infarto.
El tratamiento rutinario para estos pacientes incluye la administración de morfina para aliviar el dolor, pero la morfina, igual que otros analgésicos, funciona bloqueando las señales del dolor, incluidas las que promueven la actividad de las células madre para reparar el músculo cardíaco.
Nuevas terapias
Tal como explica el profesor Madeddu, durante el infarto los nervios cardíacos liberan una sustancia, llamada sustancia P, la cual se encarga de "reclutar" a las células madre desde la médula ósea hasta el sitio de la lesión.
Cuando llegan a las arterias dañadas las células madre pueden generar nuevos vasos para restaurar el flujo sanguíneo y el abastecimiento de oxigeno al corazón.
El hallazgo apoya los resultados de otros estudios que han encontrado una alta mortalidad de pacientes que recibieron morfina durante un evento coronario.
Pero tal como señalan los científicos, ahora habrá que llevar a cabo más estudios para confirmar estos resultados y revaluar la mejor forma de aliviar el dolor de estos pacientes sin minimizar sus posibilidades de recuperación.
Quizás, dicen, se podrían desarrollar nuevos medicamentos basados en la sustancia P que ayuden a la reparación del daño de un infarto.
"Nuestro hallazgo de que los receptores del dolor están involucrados en la reparación de vasos sanguíneos dañados, reclutando a células madre, podría llevarnos a nuevas formas de mejorar los mecanismos naturales de reparación del organismo" expresa el profesor Madeddu.
"El objetivo último es desarrollar una terapia que ayude a regenerar el músculo dañado o perdido después de un infarto" agrega.
El dolor, un "proceso complicado"
Por su parte, la doctora Hélène Wilson, de la Fundación Británica del Corazón, que ayudó a financiar el estudio, expresa que "el dolor es un proceso muy complicado".
"No solamente es la forma que tiene el organismo de advertirnos que algo está mal, cuando sentimos dolor también puede ser una señal de que el organismo está haciendo todo lo posible para arreglar el daño".
"Este estudio, además de abrir nuevas e importantes avenidas para el desarrollo de tratamientos de reparación cardíaca, muestra el potencial papel que tiene el dolor en nuestra respuesta natural ante un infarto".
"El dolor de un infarto es una experiencia extremadamente angustiosa para los pacientes, y tenemos que hacer todo lo posible para ayudar a mantener ese dolor al mínimo".
"Pero este descubrimiento presenta la posibilidad de que en el futuro podamos manejar el dolor de forma más efectiva durante un infarto y al mismo tiempo reducir al mínimo el daño que causa" agrega la experta.

Vivir cerca de un parque influye en su salud cardiovascular

Vivir en vecindarios con parques, áreas seguras para caminar, supermercados y mercados de productos es bueno para el corazón, plantea un estudio reciente.
Investigadores analizaron datos de más de 6,000 personas que fueron evaluadas en cuanto a siete factores de riesgo cardiovascular: el colesterol, el índice de masa corporal (IMC), la dieta, la actividad física, la glucemia en ayunas, la presión arterial y el tabaquismo.

Los participantes se calificaron según los niveles malos, intermedios o ideales de los factores de riesgo, y se les dio una puntuación general de su salud cardiovascular. Los investigadores también observaron las características de los vecindarios que afectan la salud cardiaca.


"Los factores del vecindario más significativos que llevaron a una salud [cardiovascular] ideal fueron el acceso a recursos recreativos como parques y senderos donde las personas pudieran caminar segura y cómodamente, y la disponibilidad de alimentos sanos", aseguró en un comunicado de prensa de la American Heart Association (AHA) la autora del estudio Erin Unger, estudiante de medicina de la Universidad de Northwestern.

"Estos son algunos de los primeros hallazgos que muestran que el vecindario influye sobre la salud cardiovascular general", aseguró Unger.

El estudio, presentado el miércoles en una reunión de la AHA en San Diego, también halló que las personas menores de 55 años, de sexo masculino, blancas y con mucha educación tienden a tener una mejor salud cardiaca.

"Este estudio demuestra la importancia del lugar en que vivimos", señaló Unger. "Nuestro vecindario puede tener un papel significativo en nuestra salud".

Los jardines comunitarios, los parques, las luces y las aceras están entre las formas de fomentar la actividad física en los vecindarios, sugirió.

Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Comer en exceso podría duplicar el riesgo de pérdida de memoria, según un estudio

Un exceso de calorías podría llevar a las primeras señales del Alzheimer, sugiere una investigación preliminar.
Las personas mayores que comen demasiado están en riesgo de deterioro de la memoria, afirma un estudio reciente.
A partir de los 70 años, las personas que comen entre 2,100 y 6,000 calorías diarias podrían tener el doble de riesgo de esos déficits de memoria, que pueden ser una señal temprana de enfermedad de Alzheimer, señalaron los autores del estudio.
"El consumo calórico diario excesivo podría no ser bueno para la salud del cerebro", advirtió el investigador líder, el Dr. Yonas Geda, profesor asociado de neurología y psiquiatría de la Clínica Mayo en Scottsdale, Arizona.
"Podría sonar a cliché, pero tenemos que estar conscientes de nuestro consumo calórico diario", aconsejó. "La moraleja es que comer en moderación, no demasiado, podría ser bueno para el cerebro".
Se tiene previsto presentar los resultados del estudio en abril en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Neurología (American Academy of Neurology), en Nueva York. Los datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista reseñada por profesionales.
Para el estudio, los investigadores recolectaron datos sobre más de 1,200 personas entre los 70 y los 89 años de edad que vivían en el Condado de Olmsted, en Minnesota. Entre estas personas, 163 habían sido diagnosticadas con los déficits de memoria conocidos como "deterioro cognitivo leve".
Cada persona informó a los investigadores sobre cuánto comía. Un tercio comía entre 600 y 1,525 calorías al día, un tercio entre 1,526 y 2,142 calorías al día, y un tercio comía entre 2,143 y 6,000 calorías al día.
Los que más comían tenían más del doble de probabilidades de ser diagnosticados con un trastorno de deterioro de la memoria que los que menos comían, hallaron los investigadores.
No hubo un aumento significativo en el riesgo de problemas de la memoria entre los del grupo medio, añadieron los investigadores.

Estos hallazgos no cambiaron tras tomar en cuenta los antecedentes de accidente cerebrovascular, diabetes, educación y otros factores de riesgo de la pérdida de memoria.
"También observamos el IMC y la obesidad", apuntó Geda. El IMC (índice de masa corporal) es una medida que se basa en la estatura y el peso. "Pero no hubo diferencias significativas entre los [participantes] normales y el deterioro cognitivo leve respecto a estas dos variables", comentó.
No está claro por qué comer en exceso afecta al cerebro, pero "la ingesta calórica excesiva podría llevar a daño oxidativo que conduzca a cambios estructurales en el cerebro", sugirió Geda.

En un comentario sobre el estudio, el Dr. Neelum Aggarwal, profesor asociado de ciencias neurológicas de la Universidad Rush en Chicago, dijo que "a medida que la población de EE. UU. envejece a un ritmo acelerado, además de hacerse más obesa, los pacientes mayores preguntan a los médicos sobre sus factores de riesgo de varias enfermedades, específicamente sobre el declive cognitivo [mental] y la demencia".
Estos hallazgos permiten a los médicos iniciar la conversación sobre los vínculos entre las prácticas vitales saludables comunes (como comer una dieta nutritiva y limitar el azúcar) y la función cerebral general, aseguró.

"Este estudio avanza la conversación sobre cuáles son los mecanismos posibles del desarrollo del declive cognitivo, y ofrece estrategias para la prevención de la enfermedad a través de la nutrición y la restricción calórica", aseguró Aggarwal.
David Loewenstein, otro experto, profesor de psiquiatría y ciencias conductuales de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami, señaló que "esto tiene mucho sentido dado que una mayor ingesta calórica se asocia con la obesidad y el síndrome metabólico, así que no es nada sorprendente que una mayor cantidad de calorías se asocie con un mayor deterioro cognitivo". El síndrome metabólico es un conjunto de factores de riesgo relacionados con la enfermedad cardiaca y otros problemas de salud.
"Este estudio sugiere que cualquier cosa que sea buena para el corazón, como reducir las calorías, es buena para el cerebro", añadió Loewenstein.

Aunque el estudio encontró una relación entre comer en exceso y el deterioro de la memoria, no demuestra que exista una relación de causa y efecto.

HealthDay

La acumulación de toxinas por la contaminación acelera el envejecimiento


E.P.
Los síntomas de envejecimiento que antes aparecían sólo a partir de los 40 años como la flacidez, las arrugas o la caída del cabello están empezando a apreciarse con mayor frecuencia a los 35 ó incluso a los 30 años debido a la polución y otros agentes contaminantes, según las conclusiones del 9º Congreso Europeo de Medicina Estética que se celebra en Madrid. La medicina biorreguladora “ayuda a restablecer los tejidos cutáneos, reduce las arrugas y la flacidez y actúa frente a la grasa localizada”, según la doctora Carlota Hernández, que presenta en el congreso la guía Medicina Biorreguladora: Aplicaciones prácticas en Medicina Estética.
Los especialistas reunidos en Madrid coinciden en señalar que cada vez encuentran con mayor frecuencia síntomas de envejecimiento prematuro: “Algunos jóvenes que llegan a mi consulta tienen alopecia con solo 30 años”, según la doctora Hernández, vocal de Medicina Estética del Colegio de Médicos de Valencia y directora de la clínica Arts Médica.
Los agentes contaminantes que ingerimos o inhalamos se depositan entre las células “donde se unen a componentes como los proteoglicanos y glicosaminglicanos, lo que origina alteraciones estructurales de la piel y compromete el aporte de oxígeno y nutrientes al organismo”, añade esta especialista. La medicina biorreguladora “estimula la capacidad innata que tenemos de reparar y regenerar los propios tejidos”, explica esta especialista. “Los principios activos de estos medicamentos son sustancias naturales en microdosis, similares a las del sistema inmunitario”, añade.
Las principales fuentes de toxinas “provienen del exterior del organismo y entran en nuestro cuerpo a través de la contaminación del aire, los aditivos alimenticios, la ingesta de medicamentos, y otros hábitos tóxicos, como el alcohol o el tabaco”, explica el doctor José Luis Cidón, presidente de Asembior (Asociación para el Estudio de la Medicina Biorreguladora). En ese sentido, el último informe de Greenpeace alerta de que la contaminación es origen de 16.000 muertes prematuras en España al año, y de que cerca del 80% de la población respira aire por debajo de los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Otra fuente de toxinas está en el propio organismo: “Debido a los hábitos de vida poco saludables, como el estrés o la falta de sueño”, señala el doctor Cidón.
Una investigación publicada en la revista Skin Research and Technology el pasado mes de noviembre por investigadores de la Universidad de Varsovia, Polonia, demuestra la relación entre determinados productos químicos, contaminantes ambientales y radiaciones ultravioletas sobre el tejido cutáneo, “dañando el proceso metabólico celular e impidiendo la entrada natural del oxígeno”, según los autores del estudio. Otra investigación publicada el mismo mes en la revista Clinics in Geriatric Medicine por investigadores de la Universidad de California explica cómo afectan distintos factores ambientales, así como el alcohol, el tabaco y los medicamentos, al envejecimiento de los órganos y de la piel en la población adulta.
“Los medicamentos de acción biorreguladora corrigen las arrugas finas y profundas, combaten la flacidez y las bolsas de los ojos, además de devolver la luminosidad y elasticidad a la piel”, según la guía Medicina Biorreguladora: Aplicaciones prácticas en Medicina Estética. “A diferencia de otros tratamientos no implica ningún riesgo, ya que emplea sustancias naturales del organismo, y no utiliza técnicas invasivas. Además, carece de los efectos segundarios de otros medicamentos”, según la autora.
Los medicamentos de acción biorreguladora pueden aplicarse por vía oral, tópica, o en mesoterapia (infiltraciones a 4mm bajo la piel), la forma más habitual en estética. Pero en lugar de contener sustancias rejuvenecedoras, como el ácido hialurónico y el colágeno, incorporan sustancias inmunomoduladoras naturales que favorecen los mecanismos biológicos encargados de fabricarlas (lo que hace nuestro cuerpo habitualmente durante la juventud). En el caso de la grasa localizada, existen medicamentos de acción biorreguladora (Fucus Vesiculosus Injeel) que extraen la adiposidad de las células grasas, los adipocitos, y la alojan en el espacio extracelular. Allí otro medicamento encargado de favorecer el drenaje (Lymphomyosot) la lleva al sistema linfático y sanguíneo y finalmente se expulsa por la orina. En los protocolos se asocia habitualmente un medicamento para rebajar el edema (Traumeel).
http://www.salut.org/post/108506http://www.salut.org/post/108506



¿Qué actividades ayudan a mantener el cerebro joven?
El cerebro puede mantenerse activo gracias al 25% de la contribución genética; sin embargo, este depende en gran parte, de un 75% del estilo de vida.
Comer de forma saludable, realizar ejercicios, ejercitar la mente, entre otras actividades, ayudarán al cerebro a mantenerlo joven a lo largo de la vida, así lo manifiesta el doctor Francisco Mora seudocientífico y catedrático de Fisiología Humana de la Universidad Complutense de Madrid, informa el sitio 20minutos.es.
El cerebro puede mantenerse activo gracias al 25% de la contribución genética; sin embargo, este depende en gran parte de un 75% del estilo de vida que la persona desarrolle. Por ello, Mora afirma que el cerebro se puede mantener joven siempre que sigamos unas pautas dentro del estilo de vida:
Comer menos y de modo saludable
La restricción calórica es uno de los instrumentos que aumentan el número de neuronas nuevas en áreas que tiene que ver con la memoria.
Ejercicio físico aeróbico
Hacerlo con regularidad oxigena el cerebro y entran sustancias que lo rejuvenecen. El cuerpo está diseñado para correr y saltar, de esa manera se evita el sedentarismo.
Ejercitar la mente
Mora recomienda viajar mucho, no vivir solo y adaptarse a los cambios sociales. Aprender un idioma nuevo es muy recomendable, sobre todo si se supera los 40 años.
A estas tres claves básicas les suma algunas más como procurar no vivir con estrés y con desesperanza, evitar el "apagón" emocional y disfrutar de un sueño placentero.
"Hay que evitar el "apagón emocional que se suele producir tras la jubilación, entre los 50 y 60 años. Para muchos es el inicio del fin de la vida, porque se pierde la emoción que es la energía que nos mantiene vivo", explica Mora, para quien asegura que envejecer con éxito solo está en las manos del ser humano.

Hacer actividad física mejora el autocontrol mental

La actividad física mejora la capacidad cognitiva de una persona, aumenta la cantidad de materia gris y las conexiones prefrontales del cerebro. Entre otras cosas, fortalece el autocontrol, la posibilidad de dejar de lado impulsos o deseos que atentan contra un objetivo.
Empezar una rutina regular de actividad física promueve una alimentación equilibrada en las personas, haciendo que bajar de peso sea menos difícil y más efectivo. El neurólogo Miguel Alonso, de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), llegó a estas conclusiones tras analizar el funcionamiento coordinado de distintas áreas del cerebro. "Con el tiempo el ejercicio potencia las funciones ejecutivas, incluyendo la habilidad de inhibirse a uno mismo. Este factor ayuda a resistir muchas tentaciones que enfrentamos todos los días en una sociedad donde la comida, especialmente la hipercalórica, es cada vez más omnipresente", asegura.
Estudios epidemiológicos previos muestran la conexión entre la actividad física y la alimentación sana; una conexión en la que una fomenta a la otra. Las investigaciones neurocientíficas más nuevas demuestran, también, que el ejercicio genera cambios en la estructura y el funcionamiento del cerebro, algo que a su vez conlleva modificaciones en las funciones cognitivas de una persona.
Por su parte Alonso observó que "la actividad física regular mejora los resultados en las pruebas que miden el estado de las funciones del cerebro y aumenta la cantidad de materia gris y las conexiones prefrontales". Una de las capacidades que mejora es la del autocontrol, es decir la posibilidad de dejar de lado impulsos o deseos que atentan contra un objetivo ideado por uno mismo.
Al solapar estos conocimientos con el deseo de bajar de peso, Alonso observó que "el ejercicio promueve una dieta saludable. De hecho, cuando la actividad física se agrega a un régimen para bajar de peso, el tratamiento de la obesidad es más exitoso y se logra una mayor adherencia a la dieta en el largo plazo".
El experto afirmó que estos hallazgos pueden mejorar la eficiencia de los programas para dar batalla a la obesidad. "Comprender la interacción entre el ejercicio y una dieta sana podría mejorar las medidas preventivas y terapéuticas contra la obesidad al fortalecer los tratamientos y enfoques actuales".


Ejemplar gratuito del libro “Hercólubus o Planeta rojo” por V.M. Rabolú

Un libro que ciertamente nos cambiará la forma de pensar, nos permitirá reflexionar profundamente y tomar una posición más constructiva con nuestra vida, porque nos daremos cuenta que hay mucho que hacer por nosotros mismos y por los demás, sea la edad que tengamos..


LAS DISTINTAS EDADES EN LAS PERSONAS MAYORES

En una persona mayor, no necesariamente coincidirán sus edades con el tiempo. Por ejemplo, se puede tener una edad cronológica de 80 años, una edad social de 60, y una edad biológica de 70.

EDAD CRONOLÓGICA.- Es la que va desde el nacimiento hasta la edad actual de la persona.
  • EDAD BIOLÓGICA.-Tiene en cuenta los cambios físicos y biológicos que se van produciendo en las estructuras celulares, de tejidos, órganos y sistemas.
  • EDAD SICOLÓGICA.- Define a la vejez en función de la capacidad de aprendizaje, rendimiento intelectual, creatividad, modificaciones afectivas-valorativas del presente, pasado y futuro, así como de crecimiento personal. El crecimiento psicológico No cesa
  • EDAD SOCIAL.- Suele medirse por la capacidad de contribuir al trabajo, la protección del grupo o grupos a que pertenecen y la utilidad social.
  • EDAD FUNCIONAL.- Se define a través del nivel de competencia conductual de un determinado anciano.
  • TERCERA EDAD.- Algunos autores, entienden la vejez competente y adaptada, mientras que por CUARTA EDAD se define a los sujetos funcionalmente inhábiles pertenecientes al mismo grupo cronológico.
http://www.vejezyvida.com/

PROPIEDADES ALIMENTICIAS DE LA PAPAYA

La papaya, es un fruto que por sus propiedades alimenticias no debe ser descuidada en la alimentación de las personas mayores.

Las papayas son frutos de los papayos, ellas destacan por su alto contenido en vitamina C, vitamina A en forma de carotenos, papaína, potasio...

La ingestión de este alimento brinda múltiples beneficios, entre ellos podemos mencionar:
  • Prevención de numerosos cánceres, entre ellos el de pecho, vejiga, colon o, cuello del útero.
  • Prevención de la vejez prematura o retraso del envejecimiento.
  • Protección del corazón.
  • Prevención de la degeneración visual.
  • Favorece la digestión
  • Evita la gastritis.
  • Evita la formación de gases.
  • Favorece la expulsión de líquidos.


El Juego en las Personas Mayores

Envejecer es adaptarse a los cambios en la estructura y funcionamiento del cuerpo humano por un lado y cambios en el ambiente social por el otro. Entonces, para lograr una vejez exitosa se debe mantener una participación activa en roles sociales y adaptarnos continuamente a las condiciones de vida.

Una calidad de vida en las personas mayores, según Mc. Donald, T. debe tener en cuenta las actividades recreativas. Siendo la recreación una alternativa de adaptación a los cambios de la vejez, que permite mejorar la calidad de vida mediante una participación en actividades estimulantes

El juego es una actividad recreativa libre, el deseo de jugar nos acompaña durante toda la vida. Jugando se logra:  •Canalizar la creatividad, •Liberar tensiones y/o emociones, •Orientar positivamente las angustias cotidianas, •Diversión, •Integración. 

Cuando en el juego se crean los espacios de participación de abuelo - padre - hijo, se efectúa la transmisión cultural de generación en generación, logrando un entendimiento intergeneracional.

Con el juego, las personas mayores tienden a tener actitudes más positivas, se sienten en mejor estado de salud y tienen mayor habilidad para lidiar tensiones.

El juego, en la tercera edad, es un importante agente socializador, que permite la interacción con los otros, disfrutar de actividades grupales y motivar el actuar de cada uno.

http://www.efdeportes.com/

Los enfermos del corazón deben evitar las horas más frías

Evitar salir a la calle en las horas del día en las que hace más frío y abrigarse adecuadamente la cabeza son algunos de los consejos de la Fundación Española del Corazón (FEC) ante el descenso de las temperaturas, ya que éstas incrementan las patologías cardiovasculares como la cardiopatía isquémica o la angina de pecho.

"Esto se debe fundamentalmente a que el frío provoca un estrechamiento de las arterias del organismo y puede causar, a nivel coronario, una disminución de la llegada de sangre al corazón", ha explicado Leandro Plaza, presidente de la FEC. Ésta interrupción de la llegada de sangre al miocardio, eleva el riesgo de padecer una angina de pecho e infarto.

Aquellas personas que tienen antecedentes cardiovasculares están más expuestas a sufrir complicaciones, ya que las patologías cardiovasculares están principalmente asociadas al frío. Factores como la edad se han convertido en determinantes ya que, en este caso, los pacientes con más de 70 años con patologías asociadas como diabetes, hipertensión arterial e insuficiencia renal, y también los niños, son los más proclives a desestabilizarse ante un cambio brusco de clima.

Se recomienda limitar los esfuerzos físicos realizados al aire libre, en particular al amanecer y al anochecer, debido a que a estas horas se registran las temperaturas más bajas del día. Teniendo en cuenta que la mayor parte del calor corporal se pierde por la cabeza, ha agregado el doctor, es necesario utilizar un gorro que preferiblemente cubra las orejas.

http://www.hoymujer.com/

El sueño en las personas mayores

El doctor Eduard Estivil de la Clínica del sueño Estivil ha asegurado que las personas mayores deben evitar el uso de fármacos para dormir por las noches porque la reducción del sueño en la edad avanzada es algo "normal".
Según Estivil, "…existen distintas formas de dormir en función de la edad, no duerme igual un niño de cuatro años que un adulto o una persona mayor. La persona mayor necesita menos horas de sueño durante la noche y en cambio hace dos o tres pequeñas siestas durante el día".
"El sueño es como una fábrica donde reparamos y restauramos todo lo que necesitamos para el día siguiente, por tanto, un niño que gasta mucho físicamente necesita que esta fábrica trabaje muchas horas, por ésto necesita 10 u 11 horas de sueño y una persona a partir de los 65 años gasta menos porque se mueve menos físicamente, con lo cual su sueño no necesita ser tan largo", dijo el experto.
Por tanto, "si esto no se sabe, mucha gente mayor piensa que tiene que dormir 8 o 9 horas y entonces toman medicamentos para dormir que no son necesarios".
La disminución del tiempo total de sueño, mucho tiempo en la cama y poco tiempo durmiendo, el aumento de la calidad y duración de los despertares nocturnos, la disminución espectacular del sueño profundo y la mayor somnolencia y fatiga diurna, son hechos que garantizan el sueño del anciano.
Los despertares nocturnos son el elemento principal en la apreciación subjetiva de la calidad del sueño. A medida que avanza la edad, estos despertares son más numerosos, pero sobre todo, duran más tiempo.
En los ancianos el número de despertares varía entre 8 y 40 por noche, lo que representa entre 1 o 2 horas de vigilia nocturna, en vez de algunos minutos, como sucede en el adulto joven. Es esencialmente la capacidad de dormir seguido lo que se altera en el curso del envejecimiento.

http://www.igerontologico.com/

Diez mandamientos para la Tercera Edad

  1. Cuidarás tu presentación todos los días. Arréglate como si fueras a una fiesta. Qué más fiesta que la vida!
  2. No te encerrarás en tu casa ni en tu habitación. Nada de jugar al enclaustrado o al preso voluntario. Saldrás a la calle a pasear o visitarás algún familiar o amigo.
  3. Harás ejercicio físico. Una caminata razonable dentro o fuera de casa.
  4. Evitarás actividades y gestos de persona derrumbada. La cabeza gacha, la espalda encorvada, los pies arrastrándose, ¡NO! Que la gente diga un piropo cuando pasas.
  5. No hablarás de tu vejez ni te quejarás de tus achaques. Con ello, acabarás por creerte más viejo y más enfermo de lo que en realidad estás.
  6. Cultivarás el optimismo sobre todas las cosas. Al mal tiempo buena cara! Sé positivo en los juicios, de buen humor en las palabras, alegre de rostro, amable en los ademanes.
  7. Serás útil a ti mismo y a los demás. Bástate hasta donde sea posible y ayuda. Ayuda con una sonrisa, con un consejo, con un servicio.
  8. Trabajarás con tus manos y tu mente. El trabajo es la terapia infalible. Cualquier actitud laboral, intelectual, artística… es medicina para los males.
  9. Mantendrás vivas y cordiales las relaciones humanas, tanto en el hogar como con los amigos. Convive con todas las edades, niños, jóvenes y adultos.
  10. No pensarás que todo tiempo pasado fue mejor. Sé positivo con tus pensamientos
http://hercolubusnoticias.blogspot.com

LA AMISTAD Y LA TERCERA EDAD

En su libro "Coping with Old Age" (Como asumir la Tercera Edad), Pat Blair escribe "Muchas veces cosas como sentirse querido, deseado y necesitado por otros hacen que seguir viviendo merezca la pena. Sin el contacto con otros seres humanos, los problemas pueden crecer, las enfermedades toman una nueva dimensión y no disponemos de un baremo que nos permita poner en perspectiva nuestros problemas".

Lo malo es que cuando se envejece, ya no hay tantas personas alrededor con las que pueda entenderse y relacionarse. Algún amigo ha muerto o tal vez ha tenido que trasladarse del lugar de donde antes vivía. Además, en esta edad es más difícil hacer nuevas amistades: ya no hay compañeros de trabajo, probablemente se tenga una vida social menos activa que antes, y desde hace muchos años se carece de foros de amistades tradicionales como por ejemplo la puerta del colegio de los hijos.

Por todo ello, en la tercera edad se valora especialmente a los viejos amigos, y nuestro lenguaje social e historia común nos unen más que nunca.

En los últimos años, Internet permite localizar personas con las que se perdió el contacto, hay asociaciones para la tercera edad y existe cierta demanda para hacer servicio voluntario. A través del proceso de ayudar a los demás, pueden surgir nuevas amistades.

Un tipo de amistad muy especial es aquel que se forma traspasando generaciones. Abuelos y nietos compartiendo una afinidad, y si no se goza del privilegio de ser abuelo, tal vez se puede ser "tío(a)" adoptivo de un niño. Los miembros de la tercera edad con sus arrugas e historias de un lejano pasado, resultan muy fascinantes para los niños.

No existen reglas sobre cómo hacer amigos aplicables a todo el mundo. Tal vez sea difícil hacer amigos, pero probablemente es más difícil todavía vivir sin ellos.

FUENTE:http://envejecer.euroresidentes.com
http://hercolubusnoticias.blogspot.com

VACACIONES DE ABUELOS Y NIETOS

Cuando llegan los nietos se vive un momento de gran alegría pero a la vez se produce una enorme conmoción. Si bien todos queremos que reine la paz, no debemos desconocer que es posible que surjan tensiones entre los hijos y los padres, ahora convertidos en padres y abuelos respectivamente.

En el día a día vemos que estas tensiones pueden surgir aún en aquellos círculos familiares más unidos y es importante tener en cuenta que los hijos, ahora convertidos en padres son quienes deben tomar las decisiones para con sus propios hijos.

Debemos tener en cuenta:
  • Que los abuelos disfrutan y padecen por partida doble, tanto en los momentos satisfactorios como en los momentos tristes. Doble, uno por el hijo y otro por el nieto.
  • La función de los abuelos debe limitarse a ayudarlos y acompañarlos
  • Los abuelos deben respetar la decisión de los padres aun cuando no estén de acuerdo, salvo en casos de riesgo.
  • Muchas veces los hijos no quieren escuchar los consejos de los padres. Los abuelos podrán hacer valer su opinión, ganándose la confianza de sus hijos.
  • Los abuelos tienen la ventaja de poder recibir el amor de sus nietos sin tener los deberes paternales.

Los nietos resultan ser acompañantes de un valor incalculable y permiten a los abuelos seguir sintiéndose activos y útiles. Disfrutan de sus narraciones, indagan sobre la infancia de sus propios padres, les interesa conocer de toda la familia, en una palabra los abuelos les ayudan a construir su historia y a aumentar sus conocimientos.

El papel del abuelo es fundamental, para los niños los abuelos son la figura representativa de la unidad familiar y ello les hace sentirse seguros y, consecuentemente, estables emocionalmente. Además, a los ojos de sus nietos, el abuelo es un modelo de envejecimiento.

Fuente: http://www.igerontologico.com/

Leer mejora la memoria

La lectura es una actividad muy recomendable en la etapa madura, debido a que además de recrear ideas y emociones, ayuda a fortalecer y mejorar la memoria.

Muchas personas de la tercera edad reconocen que no saben qué hacer con su tiempo libre o que hay actividades lejanas a sus posibilidades. Sin embargo, la lectura es una actividad cultural al alcance de todos, que ayuda a evitar la “jubilación mental”, hecho que trae como consecuencia no recordar momentos vividos.

Leer es un hábito que se adquiere con el tiempo y requiere un mínimo esfuerzo cotidiano, pero muy satisfactorio. Si no se tiene dicho hábito, vale la pena comenzar poco a poco, sin ejercer presión pues podría tenerse el mismo efecto de una persona que, sin una práctica periódica, se dispusiese a correr una maratón: además de cansarse, no terminaría y lo disfrutaría poco o nada.

Lo recomendable es iniciar con textos que llamen la atención por cuenta propia. Asimismo, pensar en la posibilidad de visitar bibliotecas o círculos de lectura, lo que permitirá intercambiar ideas y comentarios literarios, así como extender el grupo de amigos.

Sólo es cuestión de decidir y motivar a nuestros seres queridos en la lectura.

Fuente: http://www.vejezyvida.com/leer-mejora-la-memoria/
 

Se puede prevenir la pérdida de masa muscular

A medida que pasan los años se hace más evidente una condición que, tarde o temprano, afectará a todos los adultos mayores. Se trata de la sarcopenia, o pérdida de masa múscular, un problema asociado al envejecimiento del tejido muscular, pero que se puede acelerar por el sedentarimo, la inmovilidad o tras un período de hospitalización.

Según explica el kinesiólogo Alejandro Mercado, docente de la U. Finis Terrae, en torno a los 50 años se considera normal tener una masa muscular de alrededor de 40% del peso corporal, lo que posteriormente va disminuyendo, hasta llegar en algunos casos a menos del 25% sobre los 70 años, lo que se considera crítico.

Por otro lado, agrega el doctor Juan Carlos Molina, geriatra del Centro MEDS (Medicina, Ejercicio, Deporte y Salud), la sarcopenia es un marcador de la fragilidad en la adultez mayor, que en etapas avanzadas afecta los movimientos corporales, dificultando la marcha y perjudicando en algunos casos la autonomía o capacidad para desenvolverse en actividades cotidianas, como vestirse o asearse.

Sin embargo, con una rutina básica de ejercicios es posible retardar la aparición de esta enfermedad, especialmente entrenando la musculatura antigravitacional, que incluye los cuádriceps, glúteos y pantorrillas, que en conjunto con el movimiento de los brazos favorecen la marcha y el equilibrio.

Es recomendable caminar alrededor de 20 minutos diarios, ojalá en pendiente, o realizar ejercicios de fuerza pausada, como el tai chi o el yoga. Es ideal que el trabajo se realice con el propio peso de la persona. Otros ejercicios pueden ser levantarse lentamente de una silla con los brazos cruzados, o levantar por unos segundos una pierna, o subir y bajar escaleras.

Fuente: http://www.elmercurio.com/
http://diario.elmercurio.cl/detalle/index.asp?id={853a704f-0e2a-4c42-9ae7-cf3eee5e8c0e}

Información útil para hacer feliz y llevadera la vida de nuestros viejitos

En este blog encontraremos lo necesario para atender y cuidar de la mejor manera a nuestros queridos viejitos, como cuidados básicos, consejos de nutrición, servicios de acompañamiento... enlaces permanentes a páginas amigas y muchas ideas más para alegrarle la vida a nuestros queridos viejitos.